Vida de equipo.

El equipo es un lugar necesario de vida y escucha de la Palabra de Dios, de lectura constante de los signos de los tiempos y de discernimiento de la voluntad de Dios. Constituye un lugar privilegiado de caridad fraterna, de formación espiritual y apostólica.

Un equipo está constituído como mínimo por tres integrantes. Para que la vida de equipo sea verdaderamente experiencia de crecimiento espiritual y de apoyo mutuo, los miembros deben participar en las actividades de equipo, aún en periodos de mucho trabajo. Este contacto regular entre los miembros les permite profundizar más la mística y realizar el objetivo apostólico del Instituto Secular Voluntas Dei.